Ad Code

Ticker

6/recent/ticker-posts

Ucraniano acuchilló a otro porque “parecía ruso” y le quiso cobrar la invasión de Putin: ironía y crimen de odio en bar de Nueva York

 Equipos que exhuman cadáveres continúan labores en Bucha (Ucrania), abril 2022.

Equipos que exhuman cadáveres continúan labores en Bucha (Ucrania), abril 2022.

Una violenta ironía provocó que un ciudadano ucraniano terminase con graves cortes en su rostro, causados por un paisano suyo que lo confundió con un ciudadano ruso y quiso vengar la brutal invasión de ese gobierno a su patria, en un bar en Brooklyn (NYC).

Oleg Sulyma, de 31 años, fue acusado de delitos graves de odio y otros, incluyendo amenazas, acoso y posesión criminal de un arma, como sospechoso de atacar a Andrii Meleshkov usando botellas que rompió en el bar.

Al parecer Sulyma estaba ebrio y se molestó cuando al escuchar a Meleshkov (36) hablando ruso en un bar de Brooklyn, pensó que era nativo de ese país que invadió el suyo a finales de febrero. Sulyma es un ucraniano trabajador de la construcción que ha vivido en Brooklyn durante más de 12 años.

Po su parte Meleshkov nació y se crió en el este de Ucrania y su madre es rusa, por lo que habla ese idioma fluido, algo que además es común entre al menos 30% de los ucranianos. Emigró a EE.UU. en 2015 y para más ironía sus padres están actualmente escondidos en un sótano en Zaporizhzhia para escapar del ataque del ejército ruso en su país.

Según su testimonio, el lunes 25 de abril Meleshkov, camionero de profesión, estaba en el bar de karaoke “Signature” en Sheepshead Bay celebrando el cumpleaños de un amigo cuando Sulyma se sentó en su mesa y comenzó a lanzar “blasfemias” a él y sus acompañantes.

“Pareces ruso”, le dijo Sulyma, quien es ucraniano, según los fiscales. Meleshkov le dijo que también era de ese país, pero Sulyma no le creyó. “Cambiamos a (hablar) ucraniano para calmarlo, pero se estaba agitando cada vez más y comenzó a pedirnos que tradujéramos palabras para demostrar que éramos ucranianos”, dijo Meleshkov al New York Post, con suturas en el rostro por el ataque.

Mientras Meleshkov se disponía a pagar la cuenta para marcharse, Sulyma seguía “enfadándose más y más”, afirmó la presunta víctima. Los fiscales dicen que entonces Sulyma agarró dos botellas de cerveza que estaban sobre la mesa, las estrelló, se volvió hacia Meleshkov y lo amenazó con cortarlo, gritando: “Me estoy preparando para matarte”.

“Todo sucedió en un abrir y cerrar de ojos. Pensé que me levantaría rápidamente, lo empujaría y saldría corriendo, pero luego se abalanzó y sentí que me golpeó en el cuello”. Meleshkov “se dio cuenta de que había sucedido algo horrible” cuando vio que la sangre le corría por el brazo de las heridas cortantes en las mejillas, las orejas, la sien y el cuello, que finalmente requirieron 17 puntos de sutura.

Finalmente Meleshkov tiró a Sulyma al suelo y luego “se sentó encima de él”, poniendo su codo en su cuello para evitar que atacara más, mientras esperaba a la policía. “Tuve suerte… los paramédicos me dijeron que era había vuelto a nacer porque la herida que tenía en el lado izquierdo del cuello venía muy cerca de la arteria carótida”.

Pero el abogado de Sulyma, Arthur Gershfeld, insistió en su lectura de cargos la semana pasada que su cliente también es una víctima y que podría haber sido “asesinado”. Afirmó que Meleshkov y sus amigos lo dejaron herido y que estuvo intubado en el hospital.

Los crímenes de odio contra los rusos o aquellos que se perciben como leales a ese país se han disparado a nivel mundial desde que el presidente Vladimir Putin lanzó su invasión a Ucrania hace más de dos meses, causando ya miles de muertos, desplazados y refugiados.

“Recomiendo a todas las personas exaltadas que están ansiosas por luchar que vayan al sur de Ucrania para demostrar su posición intransigente”, dijo Meleshkov con ironía. “No en un restaurante de Brooklyn, sino en el campo de batalla”.

fuente:eldiariony

Ad Code